Un recorrido por los parques más bonitos de Madrid

Dicen que Madrid es la ciudad del movimiento y de las prisas constantes, donde apenas se puede descansar o escapar de la gente y del barullo. Pero eso es mentira. La capital española ofrece una gran variedad de espacios verdes llenos de árboles y paisajes asombrosos que permiten salir del caos de la ciudad y respirar un poco de aire fresco. A continuación, hablaré sobre algunos de los parques más bonitos de Madrid y de sus características:



Para empezar, el primer puesto no podría ser otro lugar que no fuera el Parque de El Retiro. De unas 125 hectáreas y situado en pleno centro de Madrid, este parque posee una gran relevancia histórica, ya que alberga construcciones y monumentos dedicados a personajes ilustres. Además, está considerado como el pulmón de Madrid, debido a su ubicación y a sus dimensiones. En él, encontrarás un sinfín de actividades que hacer, como visitar el Estanque Grande y el Monumento de Alfonso XII, alquilar una barca, hacerte una foto delante del Palacio de Cristal o darte una vuelta por la Rosaleda. Como ves, este parque ofrece múltiples opciones y es ideal para visitar en compañía o por tu cuenta.

Por otro lado, debemos mencionar también el mayor parque público de Madrid. Casa de Campo cuenta con más de 153 hectáreas que albergan una senda y otros puntos de gran interés, como el Parque de Atracciones, el Teleférico y el Zoológico. Pero lo más destacable de este parque es su gran lago, rodeado de naturaleza y de bares y restaurantes donde tomar algo tranquilamente. Además, al igual que ocurría con el Parque de El Retiro, en Casa de Campo también es posible montar en barca o disfrutar de sus piscinas los días más calurosos.

Si, en cambio, prefieres un parque menos concurrido y más tranquilo, te recomiendo visitar el Parque de El Capricho. A diferencia de los dos anteriores, este rinconcito de 14 hectáreas no es un parque al uso, sino que está considerado un jardín artístico de gran valor histórico y cultural y solo abre los fines de semana y festivos. Empezó aconstruirse a finales del siglo XVIII bajo las órdenes de la Duquesa de Osuna, quien quería tener un lugar donde relajarse – de ahí que se llame el Parque de El Capricho –. En él, podemos ver fuentes y estatuas muy interesantes, aunque la construcción que más destaca es el Templete de Baco, una obra única en el mundo. Otra curiosidad que alberga este parque es un búnker que fue construido durante la Guerra Civil. Aun así, todos y cada uno de los rincones del parque están colmados de curiosidades e historias que invitan a detenerse, a escuchar y a descubrir cosas nuevas. Por eso, aunque este lugar no se encuentre en pleno centro de Madrid, merece la pena su visita, ya que en él nunca se deja de aprender.

En definitiva, estos son, en mi opinión, los parques más destacables de la capital española. ¡Pero hay muchos más! Si planeas pasar unos días en Madrid y te gusta explorar, eres amante de la naturaleza o simplemente buscas un lugar donde refugiarte del caos de la ciudad, te aconsejo que visites alguno de estos lugares. ¡No te arrepentirás!


Articolo a cura di: Marta Cueva Camblor

14 visualizzazioni0 commenti