Cuando Raffaella Carrà se convirtió en un icono pop en España

La bailarina italiana se convirtió en un ídolo en España. Su vitalidad logró alegrar y despertar el corazón de millones de españoles en pleno período de transición hacia la democracia, que aún no se han liberado de la sombra del regimen dictatorial franquista.



“Raffaella Carrà fue una mujer que inspiró a varias generaciones felicidad, valentía y compromiso. Su música nos alegró el corazón, su espíritu libre nos llenó el alma. Descansa en paz, querida #Raffaellacarrà”. Así, el tweet del primer ministro español Sánchez, en el que él rinde homenaje a Raffaella Carrá expresando el sentimiento de un pueblo consternado por su muerte. España en las últimas horas recuerda a la estrella emiliana con sorprendente afecto y relanza los espectáculos que la hicieron célebre en el País, entre los cuales la emisión televisiva Hola Raffaella.


Raffaella llegó a España en 1976, a pocos meses de la muerte de Francisco Franco y en el período en que la transición de la dictadura franquista a la actual democracia estaba en plena aplicación. A pesar del difícil período histórico, el pueblo español fue arrollado por la energía de Raffaella que, con el ombligo descubierto, símbolo del Tuca Tuca, pronto se convirtió en la protagonista principal de la revolución de las costumbres españolas gracias a programas como La Hora de... Raffaella Carrà, emitido en la emisora Primer programa (1976), Raffaella Carrà Show, emitido en TV3 (1986), ¡Hola Raffaella! de 1992 a 1994 y muchos más. En su homenaje, la televisión española en estos días ha alterado la programación, emitiendo varios especiales dedicados a ella. Después de varios programas y canciones de éxito, le fue otorgado por el rey Juan Carlos – y luego por su hijo Felipe VI – el honor de «Dama al Orden del mérito civil» por sus luchas por la emancipación de las mujeres y por haber sido icono de libertad en un momento tan difícil, así como otros reconocimientos (entre estos, el Premio Lazo).


A su inicio en la televisión, los medios de comunicación nacionales escribieron de «un fenómeno nuevo» y desde allí fue un crecimiento de éxitos que convirtieron a la Carrà y a su público en un binomio inseparable y duradero hasta nuestros días: «Toda excusa es buena para venir aquí», afirmó durante una entrevista a una periodista española.



Sin embargo, el éxito de Raffaella no se limitó a la Península Ibérica, sino que corrió a Sudamérica, donde llegó por primera vez en 1982 con la participación en el festival chileno de Vina del Mar, y luego llegó a la televisión en 2005 con el programa argentino Raffaella Hoy. En América del Sur, el éxito de la estrella italiana culmina en el musical “Baile Baile”, titulado como uno de sus mayores éxitos, realizado por el director uruguayo Nacho Álvarez. Ayer mismo, fue compartido un vídeo en las redes sociales argentinas, en el que grupos de personas cantan y bailan al ritmo de sus canciones más famosas.


Con ocasión de la semifinal del Campeonato Europeo entre Italia y España, se rindió el último homenaje a la célebre artista. A pocos minutos del partido se insertó una de sus canciones más exitosas "A far l’amore comincia tu", suscitando la conmoción de un estadio entero, dividido por los colores pero unido en el recuerdo de una mujer extraordinaria, que hizo de su vida una obra maestra maravillosa que difícilmente olvidaremos.


Referencias: Corriere della sera; El Pais; La repubblica


Articolo a cura di: Giuseppe Mafrica



4 visualizzazioni0 commenti